• Las llamadas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se han introducido tanto en el cotidiano actuar de las empresas que es prácticamente imposible encontrar una organización, aun de pequeño tamaño, que no las haya incorporado, en mayor o menor medida, a su infraestructura productiva o de gestión. La mera exigencia de competitividad -cuando no su obligado uso- hace que los medios informáticos y de comunicaciones formen parte del elenco de herramientas empresariales insustituibles, aunque -como así viene sucediendo- puedan llegar a ser origen de conflictos entre trabajadores y empresarios.

  • La seguridad de los Sistemas de Información se ha convertido en un objetivo de primera magnitud para aquellas empresas e instituciones (públicas o privadas) que utilizan los medios informáticos y telemáticos en su cotidiano quehacer. La implantación de un Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI) es la mejor garantía para esas empresas (y sus clientes) de que los riesgos están conveniente soportados por medidas de seguridad que garantizan en todo momento la disponibilidad de la información y los servicios, la integridad de la información y su confidencialidad.